Historias de vendedores que construyeron su éxito

Considere las siguientes situaciones

  1. Tenía parálisis cerebral. Por tanto, eran visibles sus dificultades para caminar y hablar. Buscó un empleo para vendedor y uno de los jefes, para que no siguiera insistiendo, le dio la zona más difícil de su territorio. Nunca antes se había vendido en ese territorio. El método de ventas que debía usar era el recorrido puerta por puerta. ¿Cómo le fue en ese emprendimiento, en esa industria tan difícil y competitiva y en un mercado particularmente duro?
  2. Acababa de perder el trabajo. Su casa se encontraba hipotecada. Tenía esposa e hijos a quién mantener. En su primer día de su nuevo trabajo, pide adelanto un dólar para llevar algo de comida a su casa. ¿En qué terminó la historia de este pobre hombre?
  3. Renuncia a su trabajo, cansada de ver cómo hombres, menos capacitados que ella, eran ascendidos. Y a ella, no la tomaban en cuenta por ser mujer. Invierte todos sus ahorros en un negocio. Un mes antes del lanzamiento, su esposo y mano derecha en el emprendimiento, muere.

¿Cómo terminaron todos los personajes de las historias anteriormente mencionadas?

Historias de vendedores exitosos
Presta atención a las siguientes líneas, ya que, de esta manera terminaron las historias de vendedores que construyeron su éxito.

  1. Su nombre, Bill Porter. Llegó a ser uno de los mejores vendedores de su compañía. En su honor, hicieron la película “De puerta en puerta”, la cual recomiendo mucho verla. En una de las escenas se observa, cómo en su primer día de trabajo, cansado de que todas las personas le digan no, se sienta en una banca para almorzar. Saca el almuerzo que le había preparado su mamá. Eran dos sándwiches, en un lado del pan se leía la palabra “Paciencia” y en el otro lado se leía “Persistencia”. Precisamente, con paciencia y persistencia, Bill Porter, pese a sus dificultades físicas logró en ventas mucho más que otras personas con los pies y manos totalmente sanos.
  2. Su nombre, Joe Girard. Es el mejor vendedor del mundo según los Guinness Records. Llegó a vender en toda su carrera, algo más de 13 mil autos. Vendía cuarenta autos por mes, cuando el promedio de la industria y de los demás vendedores es de 4 o 5. Pidió adelanto en su concesionaria a cuenta de la primera venta que hizo, para llevar comida a sus hijos. Nunca olvidó al primer cliente que le compró un auto y que le hizo salir de tan terrible situación. En su agradecimiento, trataba a cada cliente con un esmero sin igual.
  3. Su nombre, Mary Kay Ash. Fundó y desarrolló una de las más grandes compañías de ventas de cosméticos. Su sistema de ventas que diseñó, es usado por miles de emprendedoras que día a día, salen adelante y se convierten en dueñas de su propio negocio, y generan ingresos para sus familias. Su filosofía: “si crees que puedes hacer algo, pues entonces puedes y si crees que no puedes, tienes razón”.

Ahora, es tiempo de que construyas tu propia historia. Tú puedes ser el próximo Bill Porter, el próximo Joe Girard, la próxima Mary Kay. Te animo a que te propongas ser el mejor vendedor de tu área.

Recuerda: tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto.

Fuente: emprendices

Vea También nuestros post Relacionados:

Steve Jobs, Innovador y Lider

Andrew Carnegie nos enseña a pasar de Empleado a Empresario

Historia Motivacional: Nick Vujicic, un Ejemplo de Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *